“Las matemáticas están en todas partes”: Adolfo Sánchez Valenzuela

A propósito del próximo evento de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), el "Congreso Ciencia y Humanismo 2012", a realizarse próximamente en las instalaciones de la AMC en el DF, el ex director del Centro de Investigación en Matemáticas (CIMAT), Óscar Adolfo Sánchez Valenzuela, Dr. en Matemáticas por la Universidad de Harvard, EE.UU., hizo los siguientes comentarios, según el boletín de la propia AMC. Lo malo de ello es la mala situación que plantea para la profesión de matemático en México, aunque lo bueno es preservar un optimismo para su mejora. Por mi parte, no me desanimo, y a echarle ganas. FFM

De: "Comunicación y Divulgación, AMC" <amcpress>
Fecha: 16 de enero de 2012 14:59

Asunto: LAS MATEMÁTICAS ESTÁN EN TODAS PARTES
Para: amcpress, amcpress

Academia Mexicana de Ciencias
Boletín AMC/007/12
México, D.F., 16 de enero de 2012

LAS MATEMÁTICAS ESTÁN EN TODAS PARTES

· Si las matemáticas fueran fáciles de comprender y asimilar, no tendríamos los índices de reprobación que tenemos

· Si los profesores enseñaran las matemáticas como lo que son, nuestra realidad sería otra

· Para todo efecto práctico, la profesión de matemático no existe en México

El medio matemático mexicano es muy pequeño y es evidente que en el país no existe una apropiada conciencia de la importancia que tiene la investigación científica en el área de las matemáticas, expresó el doctor Adolfo Sánchez Valenzuela.

El coordinador del área de Matemáticas, una de las once que serán abordadas en el Congreso Ciencia y Humanismo 2012, que se realizará en las instalaciones de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), los días 18, 19 y 20 de este mes, aseguró “Las Matemáticas están en todas partes”, título de los simposios de matemáticas durante el Congreso.

El investigador, miembro de la AMC desde 1993, explicó que detrás de todas las actividades profesionales y comerciales, detrás de todos los inventos y desarrollos tecnológicos, a todas las escalas, hay matemáticas.

Dijo que asistir a las charlas de los simposios dedicados a esta área es importante porque se hizo una cuidadosa selección de los conferencistas; se trata de muy destacados y reconocidos científicos -todos los cuales realizan investigación en instituciones mexicanas- y que, además, son excelentes expositores.

“Entre los ocho conferencistas, se encuentran los directores del CIMAT (Dr. José Antonio de la Peña), del Instituto de Matemáticas de la UNAM (Dr. Javier Bracho) y del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM (Dr. Alejandro Frank) quienes hablarán sobre redes científicas y sociales, las diversas manifestaciones de simetría en todas las ciencias, y, la búsqueda de dimensiones adicionales en el universo, respectivamente”, agregó.

Sánchez Valenzuela añadió que “los países con economías sólidas tienen confianza, respeto y aprecio por el quehacer de sus científicos básicos (matemáticos, físicos, químicos, biólogos, etc.) y saben que en la solución de problemas industriales complejos, es preciso realizar una labor multidisciplinaria en la que la interacción de los científicos con los ingenieros juega un papel fundamental”.

El científico ejemplificó “Estados Unidos produce anualmente 1200 doctores en matemáticas al año. De esos, aproximadamente la mitad son extranjeros y una gran cantidad de ellos, regresan a sus países de origen. El resto encuentra empleo en los EUA y solamente un 10% de ellos, en la academia (universidades o centros de investigación)”.

En general, de los cerca de 600 nuevos empleos anuales que hay en los Estados Unidos para matemáticos, un 90% ocurre en la industria en general, en empresas, o en instituciones financieras o de servicios informáticos y telecomunicaciones. Lo mismo ocurre para los doctores en estadística, o en actuaría, o en ciencias de la computación, formados en el país vecino.

Para comparar, subrayó, “en un buen año, México forma a lo más 35 doctores en matemáticas. El problema, en gran medida, es cultural, como lo afirma el director del Instituto de Matemáticas de la UNAM, Dr. Javier Bracho”.

El problema es cultural

Elevar el nivel de las matemáticas a todos los niveles de enseñanza en México es un problema urgente pero difícil de resolver en el sentido de que no tiene una solución simple y de corto plazo; requiere de acciones y estrategias coordinadas a varios niveles por periodos de tiempo considerables, destacó.

Hizo hincapié en que en México “nuestro problema es grave y apremiante, pues hay que tomar en cuenta que está inmerso en un contexto cultural. En el país las matemáticas ni siquiera son consideradas como profesión por un público amplio: hay un desconocimiento generalizado sobre su utilidad y pertinencia que permea todos los niveles de toma de decisiones”.

Tampoco hay una demanda para los profesionales de las matemáticas como lo hay, y creciente, en las sociedades avanzadas. Para todo efecto práctico, la profesión de matemático no existe en México, confirmó.

El investigador miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), explicó que esta incomprensión social ante el problema, dificulta e inhibe cualquier intento de solución real, pues ni siquiera los actores directamente involucrados (maestros y directivos) están conscientes de su magnitud ni tienen la formación para enfrentarlo; no parece un problema soluble con simple “superación académica”; requiere de un cambio generacional.

“Para enfrentar el problema de manera profunda, y a largo plazo, se requiere de una decisión institucional -o de estado- para impulsar el desarrollo de las matemáticas a todos los niveles: de la investigación a la divulgación, pasando por profesionalizar su enseñanza (quizá en una generación académica) desde el posgrado hasta los niveles elementales”, propuso.

Sánchez Valenzuela manifestó que si las matemáticas fueran fáciles de comprender y asimilar, no tendríamos los índices de reprobación que tenemos. Si los profesores de matemáticas enseñaran las matemáticas como lo que son -un lenguaje para razonar y construir de manera creativa soluciones a problemas concretos- y no como suele enseñarse en el mejor de los casos -como una caja de herramientas, trucos y fórmulas para aplicar como si se tratara de recetas de cocina- nuestra realidad sería otra.

Los problemas cotidianos -si han de resolverse bien, de manera robusta, duradera y bien justificada- no pueden resolverse como si se tratara de un problema del final del capítulo de un libro de texto de matemática,… ni siquiera si el libro fuera para nivel de posgrado, concluyó.

Sobre esto y más se hablará en el encuentro organizado por la AMC. El registro y la información detallada se encuentran en la página www.amc.mx/reuniongeneral

Un pensamiento en ““Las matemáticas están en todas partes”: Adolfo Sánchez Valenzuela

  1. Pingback: [Síntesis] Historia de las matemáticas en México – Vegen Isennawa

¿Qué te parece? ¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s