¿Esclavo de tu computadora? ¡Libérate!

Hoy día, todos los estudiantes, profesionistas, empleados, empresarios y casi todo el mundo tienen la necesidad de utilizar una computadora y ciertos programas de software para realizar las más diversas labores. Cada vez más nos es indispensable el uso de los programas de computadora para realizar nuestro trabajo diario; pero, ahora, incluso para comunicarnos con los amigos, entretenernos, socializar, informarnos, etc. La vida en línea se ha convertido para muchos en una nueva y segunda vida virtual que es una ampliación de nuestra vida en el mundo físico. La computadora ya no es más sólo una herramienta. Esta vida virtual comienza a ser tan real y tan importante como la vida en el mundo “real”. Hay incluso un orden social, oficinas de gobierno en linea, supermercados virtuales, cibersexo, activismo político-social, entretenimiento, música y video en red, y un millón de cosas más importadas de la vida física e incluso nuevas expresiones de este mundo paralelo. Por lo anterior, el software de la computadora –que son las instrucciones intangibles que utilizamos para interactuar con la máquina y que generan todo lo que vemos en la pantalla– es de importancia vital.

Cuando comenzó la vida de la especie humana en la Tierra, el más fuerte dominaba al más débil, el faraón, emperador o monarca dominaba el reino y los esclavos le servían sin libertad alguna. A lo largo del tiempo los humanos perfeccionaron un sistema democrático que abolió la esclavitud explícita y, en nuestros tiempos, las naciones democráticas gozan de igualdad entre las mujeres y hombres. Ésta es una utopía que todavía no alcanzamos completamente; sin embargo, definitivamente se ha tenido gran progreso.
El mundo del ciberespacio es todavía anárquico, carece de fronteras, las computadoras le pertenecen a quienes las usan y los programas a quien los compra… ¿o no?
Software libre y software privativo

Tal vez te preguntes ¿qué es eso del “software libre”? Se trata justamente de un asunto de libertad, no de precio; piensa en libertad como en “libertad de expresión”, no como en “barra libre”. La libertad del software es algo que te afecta al ser usuario de una computadora en tu casa, escuela o trabajo y que probablemente ni siquiera te hayas dado cuenta. El software libre se caracteriza porque puedes copiarlo, estudiarlo, compartirlo, modificarlo y redistribuirlo. En caso de restringir tu libertad como consumidor (privarte de tu libertad), se trata de un software “privativo”, en el cual sólo la persona o compañía que lo desarrolló conoce cómo funciona y te prohibe modificarlo, compartirlo y hasta instalarlo en un determinado número de computadoras o usarlo de cierta manera que no les parezca. En el software libre tú eres dueño pleno de tu software y de lo que hace tu computadora, mientras que en el software privativo tú sólo eres un licenciatario autorizado para usar el software bajo ciertas restricciones, no puedes investigar cómo funciona y tienes que confiar ciegamente en que hace sólo lo que dice que está haciendo y nada más que eso. Es conocido, por ejemplo, que algunos programas de software privativo colectan información sobre el usuario como qué archivos tienes en tu computadora, en qué ciudad vives, qué gustos musicales tienes, qué licencias tienes compradas y otros datos privados del uso que le das a tu computadora. Estos datos son enviados por internet a los dueños del programa con una finalidad desconocida. Todo esto sin que tú te des cuenta. Tal vez conozcas uno de esos programas, se llama “Microsoft Windows”.
El software libre no es técnicamente diferente del software privativo; la diferencia está en la licencia del mismo que te otorga libertad o no. Al software libre no lo desarrolla generalmente una sola empresa o persona, como al software privativo, sino una comunidad mundial de programadores y colaboradores en la cual incluso tú puedes ser parte. El software libre es de todos y para todos. Para muestra de la excelente calidad del modelo de desarrollo del software libre, baste notar que la comunidad mundial de software libre ha colaborado para desarrollar algunos de los mejores y más populares programas actuales como el navegador web Mozilla Firefox, la Wikipedia, el lector de email Mozilla Thunderbird, el Servidor Web Apache, la suite completa de oficina OpenOffice.org (alternativa libre a Microsoft Office) y, por supuesto, el sistema operativo GNU/Linux. Cabe resaltar brevemente algunas ventajas técnicas y prácticas del sistema operativo GNU/Linux como que no le afectan los virus informáticos, es gratuito, su apariencia gráfica es totalmente versátil, puediendo ser muy superior a Windows Vista y Mac OS X, y hay programas equivalentes para prácticamente cualquier tarea conocida por el software privativo, los cuales se actualizan periódica y automáticamente a través de una conexión a internet; además, actualmente es tan fácil de usar como cualquier otro sistema operativo.
“Piratería” Vs. “Ayuda a tu vecino”
Los defensores del software privativo llaman “piratas” a las personas que hacen copias no autorizadas de sus programas y las distribuyen y/o lucran con ellas. Al llamarles “piratas” quieren decir que el asaltar barcos en altamar, matar a sus tripulantes y robar las mercancías que contiene es moralmente comparable con compartir copias no autorizadas. Si no crees que esto sea cierto, no uses el término “pirata”; mejor llámalo “copia no autorizada”. Algunos preferimos pensar que lo que verdaderamente es malo es  que las grandes compañías desarrolladoras de software te quiten la libertad de “ayudar a tu vecino” al compartir información o un programa con tus amistades, compañeros o familia; esto va en contra de la solidaridad social y del buen desarrollo de una comunidad. Sin embargo, a las empresas de software privativo no les importa esto.
¡Navega hacia tu libertad!
En conclusión, si quieres que el ciberespacio evolucione hacia un mundo controlado por grandes compañías monopólicas que nos hagan esclavos de nuestras computadoras, usa software privativo. En cambio, si quieres que el mundo virtual evolucione hacia un mundo con solidaridad social y en libertad, ¡sé libre! ¡usa y promueve el software libre!
Para mayor información sobre el software libre y cómo migrar a un sistema operativo libre como GNU/Linux, consulta: http://www.obtengalinux.org y http://www.gnu.org/home.es.html. Para información sobre el Grupo de Usuarios GNU/Linux de Ensenada consulta http://elug.ciberlinux.net. Para migrar a GNU/Linux poco a poco, puedes empezar por usar software libre para Windows del catálogo en http://www.cdlibre.org.

Creative Commons License
¿Esclavo de tu computadora? ¡libérate! by Fermin Franco Medrano is licensed under a Creative Commons Atribución-Licenciamiento Recíproco 2.5 México License.

Anuncios

¿Qué te parece? ¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s