Entrevista 2da. parte: fiscal, matrimonio gay, perspectivas…

Hablando en materia fiscal, ¿considera adecuado el aumento del costo de la gasolina?

De ninguna manera. La gasolina es un recurso básico de cuyo costo dependen millones de otros productos a nivel nacional. No hace falta ser economista para saber que su alza implicará numerosos otros incrementos en los costos de toda clase de insumos incluyendo la canasta básica. Si a lo anterior le sumamos el costo de la especulación de los precios y, dada la importancia vital de la gasolina en nuestras vidas, se puede esperar no menos que una alza generalizada de los precios de manera inflacionaria. Creo que esta medida solamente evidencia la ineficiencia de nuestro gobierno para recaudar impuestos de una manera adecuada y la falta de voluntad política, por parte de nuestros representantes en el congreso de la unión, para llevar a cabo una reforma que introduzca otros gravámenes para los más ricos (incluyendo, por ejemplo, los alimentos “de lujo” y el mercado de valores) y no lo asiente en los que menos tienen.


¿No cree usted que resulta proporcional que al aumentar el costo de cualquier artículo, y, en especial, de la canasta básica, de igual manera se debe aumentar el sueldo?

Creo que sería deseable (al menos); pero, eso no resuelve el trasfondo del asunto. No son indicadores que estén linealmente conectados. Si, por ejemplo, disminuye el costo de los productos, pero hipotéticamente disminuyera el monto de los salarios (mínimos) también de manera proporcional, la situación quedaría igualmente inalterada. Lo que realmente debemos medir es el perjuicio en el poder adquisitivo de los ciudadanos.


Hablando acerca de la ley propuesta por su partido “ley de sociedades de convivencia”, ¿cree que la sociedad y sus costumbres mantengan un frente positivo a tal ley? (Lo pregunto porque la mayoría de la sociedad no ve con buenos ojos la unión de personas del mismo sexo.)

Estoy convencido de que le ley de sociedades de convivencia no tiene otro futuro más que el ser aceptada en toda la república mexicana en el futuro cercano; e incluso en todo el mundo. La moral de las personas es algo que tenemos que ser capaces de disociar de las políticas públicas. Puedo yo no estar de acuerdo con la forma de pensar o de actual de tal o cual grupo de personas, pero mientras su forma de vivir no afecte la mía, no tengo por qué impedirles ser como son; o como decía Don Benito Juárez: “el respeto al derecho ajeno es la paz”. Máxima mexicana. La ley de sociedades de convivencia no es más que dar un paso hacia garantizar los mismos derechos para todos indistintamente de nuestra preferencia sexual. Yo iría más allá y propondría, en vez de la ley de sociedades de convivencia, la reforma al código civil para incluir a parejas del mismo sexo bajo la figura del matrimonio, evitando mayores complicaciones legales y garantizando los beneficios que conlleva tal figura jurídica para todos.


Han pasado muchos años de ver siempre lo mismo –políticamente hablando–; de saber que la gente ya no quiere votar por la desconfianza que se tiene hoy día a los partidos políticos… ¿Qué ofrecería su partido para regresar a la sociedad la confiabilidad a los partidos? ¿Qué cambios realizaría su partido?

No tenemos que esperar a llegar al poder para realizar estos cambios: ya lo estamos haciendo. Y lo puedo mostrar de distintas formas. El hecho mismo de que yo esté aquí contestando estas preguntas es una prueba fehaciente de que la forma de hacer política y los políticos en Alternativa Socialdemócrata somos distintos y queremos consolidar un partido de esta manera. Yo no soy un cuadro de la política tradicional, soy egresado de las carreras de Física y Matemáticas Aplicadas de la UABC, tengo 24 años y nunca había participado en un partido político. Y, sin embargo, este año fui coordinador de la campaña de Alternativa Socialdemócrata en el municipio de Ensenada y candidato a la primera regiduría. Y como yo hay particularmente muchos jóvenes y mujeres en Alternativa, que hemos tomado espacios importantes de decisión y candidaturas igualmente destacadas por todo el país. Como dice el dicho: “el buen juez por su casa empieza” y, si habremos de cambiar en algo la manera como se hace política y atraer a la ciudadanía para que se interese y participe, debemos empezar por demostrar que la política nacional y los gobiernos pueden ser como estamos conformando este partido: de una manera plural, con profundo respeto y sin discriminación de edad, género, condición socioeconómica, preferencia sexual, raza, etnia, etc. donde nadie quede fuera.


¿Cuál es su perspectiva política para el siguiente sexenio?

Desafortunadamente, por parte de la presidencia de la república no veo más que una política continuista del periodo foxista. Rubros vitales para el avance del país como el desarrollo de la ciencia y la tecnología, no han visto mejoría con el gobierno de Calderón. El aumento al presupuesto para la defensa nacional y la disminución del correspondiente a la educación son factores altamente preocupantes también. Ni qué decir del presupuesto destinado a arte y cultura. Aunque debo precisar que los diputados han sabido enmendar ciertas faltas. Las políticas públicas hasta ahora emprendidas, como los operativos militares de seguridad, han probado ser bastante inefectivos y más por razones políticas que de seguridad propiamente dicha. Programas como el pro árbol, no demuestran sino un profundo desconocimiento y demagogia. El precio de la canasta básica y la vida en general se ha visto golpeado progresivamente.

No obstante, un punto que veo positivo es precisamente todo el proceso que se está dando en cuanto a la reforma del estado, en el congreso de la unión. Esta es una muestra, a mi parecer, de por qué debemos transitar hacia un sistema semiparlamentario, siempre y cuando se dé en la pluralidad. Creo que podremos ver grandes cambios en materia de legislación y, en general, me parece que será para bien.

En cuanto al gobierno estatal y municipal, la situación no me parece que vaya a mejorar o ser muy diferente del panorama nacional.

Anuncios

Un pensamiento en “Entrevista 2da. parte: fiscal, matrimonio gay, perspectivas…

  1. Fermín buenos días:

    He visitado tu blog, y me gusta el diseño que tiene. He leído la entrevista que cuestiona el asunto de Ley de Sociedades, y la aceptación que pudiera o no tener. Creo que tendría en lo personal otro enfoque, con respecto al tema, y, más que pensar, que la gente puede hacer lo que quiera con su vida, SIN QUE AFECTE LA MÍA, yo partiría desde el punto que es ¿Por qué DEBO juzgar cómo viva la gente y quién delimitaría imparcialmente, hasta dónde reside mí espacio, para que no me afecten?.
    Creo que entre menos etiquetas y censuras se den, lograremos mejores sociedades, ya que hoy en día existen muchos matrimonios, más por apariencias y aceptación, que por el verdadero sentido de conformar familias y unión. Es decir, si la sociedad lograra respetar su preferencia sexual, sencillamente no tendrían que recurrir, a simular “vidas normales”, para ser aceptados. Desafortunadamente por vivir acciones simuladas, la felicidad no logra llegar. Como sociedad nos falta mucho por recorrer, y un enemigo a vencer, sin duda alguna, es luchar contra los actos que generan e incentivan discriminación, o que pretenden segregar a gente, que por distintas causas, viven de manera diferente a todos los demás.
    Como bien cita una vieja canción, LET IT BE, y el mundo podría ser más feliz.

    Felicidades por tu espacio!
    Saludos
    Laura

    Me gusta

¿Qué te parece? ¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s